«

»

Imprimir esta Entrada

Rebelión entre los empleados de las Cajas y la patronal por las subidas salariales

La patronal de las cajas ofrece tres veces menos de lo que piden los sindicatos

La patronal de las antiguas Cajas de Ahorro (Acarl) y los sindicatos que aglutinan a sus empleados están muy alejados en sus reivindicaciones salariales. El nuevo convenio colectivo del sector se encuentra estancado por las enormes diferencias que plantean ambas partes. Mientras que Acarl pretende que 2015 y 2016 la revisión salarial se quede en el 0%, con subidas del 0,5% en 2017, 0,75% en 2018 y en 2019 un 1,25% vinculado al ROE del pasado año, los sindicatos piden aumentos del 0,5% a partir de este mismo año e incrementos de hasta el 2,5% en 2018.
Parece que la aparente recuperación económica en algunos sectores se interpreta de forma bien distinta según a quien preguntes. Las Cajas de Ahorro, que llegaron a suponer el 50% del sector financiero en nuestro país, han tenido que hacer un ajuste tal que han pasado de ser más de 50 a poco más de 10 en los últimos cinco años. Sin embargo, ocurre que sus empleados hartos de sufrir padecimientos quieren volver a su pasado. Sólo así se entienden las enormes diferencias que existen entre lo que plantea la patronal de las antiguas Cajas de Ahorro (Acarl) y los sindicatos. El tiempo se agota para que cierren un acuerdo entorno a su convenio colectivo y como siempre una de las cuestiones que más les separan son las revisiones salariales.

El encuentro celebrado entre las dos partes la semana pasada no pudo ser más desolador. La patronal pretende que en 2015 y 2016 la revisión salarial se quede en el 0%, es decir, no se toquen los sueldos. Y arrancan a partir de 2017 con una discreta mejora del 0,5%, 0,75% en 2018 y para 2019 incrementar hasta el 1,25% en función del ROE registrado en 2018.

Casi en las antípodas se encuentran CCOO, UGT Y CSICA, los sindicatos mayoritarios en este sector. Dan el 2015 por amortizado pero ya en el 16 exigen una subida del 0,5%, de un 1,5% en 2017 y de un 2,5% en 2018. Unas peticiones muy, muy generosas según ha podido contrastar OKDIARIO comparando con las expectativas que hay de mejoras en otros sectores.

Los sindicatos informan de que las posiciones están muy alejadas no sólo por los porcentajes sino también por la filosofía. “La patronal quiere vincular salarios a productividad y nosotros queremos poder garantizar poder adquisitivo y recuperación salarial perdida en los años de crisis. Podemos entender las necesidades de ajustes en el corto plazo, pero hay que reequilibrar la balanza a nuestro favor”, concluye el comunicado que hace referencia a los muchos despidos y recortes que ha sufrido este colectivo durante el periodo de crisis.

Por si todo esto fuera poco, el anuncio del último ERE por parte de Caja España-Duero no ayuda precisamente a apaciguar los ánimos pues se ha comunicado que un tercio de la plantilla puede ser despedida tras la incorporación de los efectivos castellano leoneses en la órbita de Unicaja.

Para que el ritmo no pare tanto Comisiones como UGT y CSICA recuerdan “los lamentables ataques continuados que sufren las plantillas de las Cajas desde que comenzaron las negociaciones con la patronal. Se ha incumplido la jornada pactada en Bankia, se ha cambiado el horario en un tercio de los centros y plantillas de la Banca Mare Nostrum y se está llevando a cabo un ERE de 1.000 personas en Ceiss”. Todas estas cosas dificultan sobremanera los acuerdos entre las partes, la estabilidad y la última recuperación de las empresas, afirman los representantes de los trabajadores.

Artículo original

Enlace permanente a este artículo: http://fesibac.org/2016/04/13/rebelion-los-empleados-las-cajas-la-patronal-las-subidas-salariales/