«

»

Imprimir esta Entrada

ERE en Banco Santander – Juego de logros

Hemos entrado en una fase, en la que el Banco va edulcorando poco a poco la dureza inicial del ajuste, de cara a que CC·OO, U·G·T, F·I·T·C y S·T·S vayan vendiendo entre la plantilla esa premeditada reducción, como el fruto de su gestión negociadora, para acabar firmando un ERE pactado con la Empresa desde el inicio.

El pasado viernes 22 de abril se celebró la tercera reunión de la “mesa negociadora” del proceso de despido colectivo abierto por la Empresa. Una reunión en dónde el Banco ha planteado la reducción del número de afectados de 1.207 a 1.000 en Santander España y de 460 a 380 en el Centro Corporativo de Boadilla.

Nos encontramos en una fase de este esperpento de proceso de negociación, en la cual el Banco, reunión a reunión va haciendo pequeñas concesiones sobre sus irreales pretensiones iniciales, con la intención calculada de que los sindicatos que finalmente firmarán el ERE puedan ir vendiéndolas ante sus parroquias, como el logro de su firmeza negociadora. Una firmeza que ni siquiera se refleja en sus comunicados, en los cuales sólo se limitan a hacerlas públicas sin el más mínimo reproche.

Unas concesiones por otro lado, que llegarán finalmente, dentro de una, o a lo máximo dos reuniones, hasta dónde el Banco tuviera estipulado de antemano, ya que a nadie se le escapa que la Dirección de Recursos Humanos tiene asignado, desde antes del inicio de este proceso, un presupuesto para acometer los despidos pretendidos. Un presupuesto perfectamente calculado, que a pesar de nuestra insistencia por conocerlo, no nos ha facilitado hasta la fecha.
Por tanto, estamos en un periodo que lo único que pretende, es dar un halo de legitimidad a lo que, sin lugar a dudas, es un atropello inaceptable contra la clase trabajadora.
Pero no debemos olvidar que este proceso de ajuste, lleva asociado además del despido de 1.380 personas, la pretensión de la Empresa de flexibilizar aún más si cabe la movilidad geográfica existente en la actualidad. Una movilidad con la que pretende: ampliar a 100km la distancia a la que un trabajador o trabajadora puede ser trasladado en caso de cierre/recepción de su oficina, realizar traslados forzosos entre territoriales, con el consiguiente cambio de residencia, sin publicar previamente las vacantes e igualmente, conseguir el beneplácito de los sindicatos para poder realizar traslados entre Islas, tanto del archipiélago Balear como del Canario.
Desde C·G·T seguimos insistiendo en que este mal llamado proceso de ajuste tiene como único fin el mejorar la cuenta de resultados a costa de la plantilla y del Estado y que por tanto debe ser retirado tal como está planteado, mientras no se acabe con las prolongaciones de jornada.
En cualquier caso, el único camino aceptable y asumible para nuestra organización, sería acometer la pretendida reducción de plantilla exclusivamente vía prejubilaciones sin cargo al erario público.
Seguramente os preguntaréis por qué en nuestros comunicados no informamos de las últimas condiciones “ofertadas” por el Banco. La respuesta es sencilla. En primer lugar porque volverá a modificarlas y en segundo lugar, porque preferimos que las leáis en los comunicados del resto de sindicatos para que certifiquéis lo que aquí ya hemos manifestado sobre su aptitud derrotista y condescendiente hacia la Empresa. Sin ellos no hay ERE.

Enlace permanente a este artículo: http://fesibac.org/2016/04/25/ere-banco-santander-juego-logros/