«

»

Imprimir esta Entrada

El cupón de la ONCE reparte mala suerte

La Confederación General de Trabajadores denuncia que la dirección de la ONCE sanciona a trabajadores considerados «no rentables» mientras oculta los privilegios de sus directivos.

La Confederación General de Trabajadores (CGT) denuncia que la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) castiga a los trabajadores que no alcancen las ventas mínimas estipuladas en convenio. Sanciones que pueden suponer suspensión contrato y sueldo o despidos. En un contexto de crisis económica en la que las ventas de cupones soportan años de caída.

Desde CGT ONCE denuncian que las sanciones recaen en trabajadores considerados poco “productivos”, calificativo que utiliza la ONCE para referirse a los vendedores que no alcanzan el mínimo de ventas estipulado por convenio. Sanciones que afectan sobre todo a aquellos con mayores problemas de movilidad y ciegos totales. Una situación que coloca a los trabajadores en la obligatoriedad de salir a vender todos los días de la semana o incluso comprar sus propios cupones para no ser sancionados.

Según CGT, la situación ha empeorado con los Canales Físicos Complementarios (CFC). Medida aprobada en el XIV Convenio Colectivo de la empresa y los trabajadores que estableció la creación de un canal de venta ONCE-no ciegos que comenzó en mayo de 2010, y que permite la venta de cupones en bares, estancos y gasolineras.

Acceder al artículo completo

Enlace permanente a este artículo: http://fesibac.org/2016/05/23/cupon-la-once-reparte-mala-suerte/