«

»

Imprimir esta Entrada

¡ Lo han vuelto a hacer, y van … !

Seamos serios. iberCaja va bien. ¡Muy bien!. La suma de los beneficios de las empresas que conforman el Grupo Financiero es de 410 millones de euros en 2016. La propia Dirección estima que va bien. En el Informe de Gestión de las cuentas anuales de 2016, certificadas por el Consejo, auditadas por PwC y registradas en la CNMV, se puede leer en el punto 10.1 “Política de dividendos” que la Dirección de la Entidad considera que existe una tendencia a normalizar negocio y resultados para los próximos ejercicios

“…por lo que se propone continuar con la política de remuneración a sus accionistas.” (página 20 Informe Gestión Consolidado)

Y como deben entender que 2016 fue ya un ejercicio “normalizado”, con resultados “normalizados”, aprueban distribuir un dividendo de 35,7 millones a los accionistas, es decir, a la Fundación.…

Y tan solo unas semanas después, Fundación, Consejo de Administración, y Consejero Delegado, deciden que la Empresa va muy mal, que sobran 686 trabajadores y que, lamentablemente, hay que cerrar 160 oficinas, 87 de ellas en las únicas dos Territoriales cuyas cuentas pérdidas y ganancias (ojo, se computan únicamente gastos e ingresos que claramente son de la Red), presentaban beneficios: Aragón y Extremadura (datos del CMI).

A partir de ahí, con una Memoria Justificativa del ERE, manipulada, sesgada, con múltiples errores, todos ellos favorables a las tesis de la Empresa, con una negociación plagada de mala fe negocial durante todo el proceso, CGT no podía efectuar otra propuesta que la retirada del ERE.

A falta de poco más de una semana para concluir la negociación, una mayoría sindical formada por CGT, UGT y CC. OO. acordaron pedir a la empresa la retirada del ERE, y en todo caso, que ésta comenzara un nuevo proceso bajo las premisas de voluntariedad absoluta en despidos y movilidad.

Pero, como ya ha sucedido otras veces……… CC. OO. comenzó a jugar a dos barajas: pedir la retirada del ERE y aceptar negociar con la Empresa.

Eso dio vida a la Dirección: le dio justamente lo que necesitaba, poder seguir negociando. Si las tres secciones sindicales que sumaban más del 50% de representatividad hubieran pedido la retirada del ERE, la Empresa se hubiera hallado en un callejón sin salida a falta de una semana para concluir el periodo de Consultas. Pero una, la que finalmente firmó el ERE, arruinó esa posibilidad.

Os dirán que este ERE es como los otros: no es verdad, hay 400 movilidades, hasta 35 km, hasta 50 km y a más de 50 km (de estas últimas, con 90 despidos por no aceptación).

Os meterán miedo con que de no haberse alcanzado un acuerdo, hubiesen aplicado la Reforma Laboral… ¡habría que verlo!

Aprovecharán la plataforma mediática para colgarse medallas por la “rebaja” conseguida respecto de las pretensiones iniciales de la patronal. Si no lo hubieran firmado, se habría rebajado a 0 el impacto para la plantilla.

Y, sobre todo, quienes va a administrar esta movilidad son los zonas y territoriales. Se les ha dotado de un “arma” para incrementar la presión y el amedrentamiento que ya vienen ejerciendo sobre los trabajadores.

Los que estuvisteis presentes en la Asamblea de trabajadores, el lunes de la semana pasada, habréis podido comprobar el doble lenguaje que utilizan algunos “sindicatos”. A los compañeros que en los próximos meses tengáis que “pagar” las buenas condiciones económicas de los que se van, sólo os podemos decir que C.G.T. ha hecho todo cuanto estaba en su mano para que esto no sucediera. En la próxima ocasión que haya tendréis que ser vosotros quienes ejerzáis toda la presión. Ahora es tiempo de pedir responsabilidades.

SALUD Y SUERTE PARA TODOS

Enlace permanente a este artículo: http://fesibac.org/2017/05/25/lo-vuelto-van/