«

»

Imprimir esta Entrada

Alcanzado preacuerdo en el II Convenio de los Servicios de Prevención Ajenos

Se acordó la creación de un grupo de trabajo que comience a dialogar sobre las bases del III Convenio Sectorial

En la tarde del 27 de abril, las organizaciones sindicales CCOO y UGT suscribieron un preacuerdo con las patronales ASPA, ANEPA y ASPREN sobre los términos generales del II Convenio Sectorial Estatal para los Servicios de Prevención Ajenos, dando salida así una situación que se encontraba bloqueada desde el año 2012.

Los aspectos que se incluyen en el mismo son:

  • Vigencia: Años 2017 y 2018.
  • Incremento Salarial: 1,1% para 2017 y 1,2% para 2018, sobre los siguientes conceptos:
    • Salario Base.
    • Complemento de Experiencia.
    • Complemento de Diferencia Salarial.
    • Plus de Conducción de Unidad Móvil.
    • Complemento de Responsabilidad (Siempre que esté referenciado a un % sobre salario base.
  • Compensación y Absorción: Garantía de incremento salarial mínimo para todo el sector. 0,7% para 2017. 0,8% para 2018.

Observatorio Sectorial: Creación de un Observatorio Sectorial con las siguientes funciones:

  • Elaboración de un mapa sectorial.
  • Promoción y defensa de las buenas prácticas en el sector.
  • Interlocución y defensa del sector ante las Administraciones.

Revisión Técnica del Convenio: Adaptar el texto a las modificaciones legales producidas desde su vencimiento y a la situación actual.

Grupo de Trabajo III Convenio: Creación de un grupo de trabajo que comience a dialogar sobre las bases del III Convenio Sectorial.

Mediante una Disposición Transitoria se permitiría la excepcional compensación y absorción del Complemento de Diferencia Salarial, con el límite temporal del 31 de Diciembre de 2018, siempre que no existan otros conceptos en los que esta posibilidad sea posible.

Este principio de acuerdo coincide con una fecha muy especial para todo el sector, pues se produce en la víspera del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo y en un año en que se cumple el vigésimo aniversario de la publicación del Reglamento de los Servicios de Prevención, norma legal que regula la actividad de las empresas y las personas que forman parte del mismo.

Desde CCOO valoramos este principio de acuerdo como muy positivo, ya que pone fin a más de seis años de bloqueo en la negociación y de congelación de las tablas salariales, que no se actualizaban desde 2011, en el que ha habido que luchar judicialmente por mantener la ultraactividad el I Convenio Sectorial, garantizando la aplicación de condiciones tan importantes como el Complemento de Experiencia.

Al mismo tiempo, el sector se ha visto envuelto en un proceso de competencia feroz, basado en políticas ?low cost?, de dumping empresarial y en una reorganización brutal, pasando de las más de 800 entidades acreditadas en 2008 a las poco más de 450 actuales, así como a la venta forzada de los sociedades de prevención y la entrada en su capital social de fondos de inversión, multinacionales de salud o empresas comercializadoras de energía. Por este motivo, adquiere mayor trascendencia el observatorio sectorial que se constituirá.

Queda ahora trasladar los términos de preacuerdo al texto del Convenio para poder remitirlo al registro del Ministerio de Empleo, para su posterior publicación en el BOE, lo que queda en manos de una comisión reducida que se ha marcado como horizonte tener finalizado este trabajo antes del próximo 31 de Mayo.

Los profesionales de los Servicios de Prevención Ajenos (20.000 trabajadores) llevaban más de cuatro años con el Convenio en ultraactividad, debido a la posición inmovilista de las Patronales (Aspa, Anepa y Aspren).

Este inmovilismo en la negociación por parte de las Patronales, inmersas en guerras internas entre ellas, hace imposible conformar un espacio regulado donde se establezcan las mismas reglas del juego, cuestión fundamental, sin la cual no es posible practicar la prevención con unas premisas honestas y equiparables entre los operadores que practican dicha actividad, y por ende representa una medida justa que configura una previsible competencia en el ámbito de la calidad, no en los costes como estamos lamentablemente sufriendo.

La prevención de riesgos laborales desde la aprobación de la denominada “Ley de Mutuas”, está totalmente en manos de sociedades mercantiles y fondos de inversión cuyo fin primordial es la rentabilidad de sus negocios dejando a un lado la calidad de la Prevención, haciendo de ella un mercadeo de consecuencias nefastas tanto para los profesionales del sector como para todos los trabajadores.

El Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo forma parte de la Estrategia Global en Materia de Seguridad y Salud en el Trabajo de la OIT, la cual, promueve el fomento de esta cultura de prevención en materia de seguridad y salud, y por desgracia el único día en que en este país todos los Partidos Políticos y los Medios de Comunicación se hacen eco de lo vital que es la Seguridad y Salud de los trabajadores.

Lamentablemente durante el resto del año la realidad de la siniestralidad laboral es una lacra silenciada, que ha arrojado tan sólo en Enero de 2016, 51 víctimas mortales laborales, 24 más que en Enero de 2015. Según los datos publicados por el Observatorio Estatal de Condiciones de Trabajo (OECT) del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el número de trabajadores fallecidos en el trabajo fue de 580 en 2014 y de 608 en 2015, y en el primer trimestre de 2016 continua la tendencia alcista, que no se producía desde el año 2007.

Para FeS-UGT son muchos los factores que influyen en este aumento de la siniestralidad laboral, pero sin duda la precariedad laboral que estamos sufriendo, por los recortes que ha llevado a cabo este Gobierno ha sido la principal causa.

Otro factor fundamental, es el menosprecio reiterado de los gobernantes y empresarios de este país por la Prevención de Riesgos Laborales, incumpliendo el artículo 14.1 de la Ley de P.R.L. que indica claramente que los trabajadores tienen derecho a una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo.

En lo social, y aparte de los millones en pérdidas económicas, los accidentes laborales suponen pérdidas de vidas, de damnificados, dolor, miles de heridos, un incremento de los casos de invalidez preocupantes….y lo más indignante es que, no es que quiera relegarse este derecho fundamental a un segundo plano, es que lo van a hacer desaparecer si no hacemos nada.

Teniendo en cuenta que la seguridad laboral se trata de un derecho fundamental, para FeS-UGT lo lógico es la Universalización de su alcance, y tratándose de un asunto de suma importancia del que depende tanto la incapacidad del trabajador e incluso la muerte, todos los trabajadores han de poder disponer de una Prevención de Riesgos Laborales adecuada y suficiente. Una forma de garantizar que se compita en calidad y no en el precio, lo que planteamos desde FeS-UGT, es que se lleve a cabo a través de un sistema de cuotas regulado por el correspondiente Reglamento de Colaboración con la Administración, con controles y acciones de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, así como de las Administraciones correspondientes. En un asunto vital como es la Seguridad y Salud de los trabajadores no puede existir especulación ni comercialización.

Frente a tanta disparidad de criterios que ofrece el sistema actual, con una actitud que pudiera parecer mercantilista, surge la duda de saber dónde queda garantizada la independencia profesional y hasta dónde llega la responsabilidad jurídica de todos los profesionales en el campo de la prevención, en una realidad en la que las implicaciones penales y administrativas van en una línea ascendente.

Fuente CCOO y UGT

Prevencionintegral.com

Enlace permanente a este artículo: http://fesibac.org/2017/05/30/alcanzado-preacuerdo-ii-convenio-los-servicios-prevencion-ajenos/