«

»

Imprimir esta Entrada

Bankia ajustará un mínimo de 600 trabajadores de BMN tras la fusión

Espera que el grupo absorbido gane menos antes de provisiones que ahora

Bankia ha analizado pormenorizadamente los balances de BMN parara llevar a cabo la fusión, determinar el precio y ver con claridad las oportunidades de negocio. En los últimos tres meses, ha trabajado intensamente para establecer un plan que conduzca a una generación de sinergias de 155 millones y a un aumento del beneficio por acción del 16% en 2020.

Para poder cumplir con estos objetivos, el grupo que preside José Ignacio Goirigolzarri estima necesario un ajuste de plantilla, que sería superior al 16% del grupo levantino. Afectaría principalmente a los servicios centrales, departamentos que a, juicio del director financiero Leopoldo Alvear «no son necesarios su suma para operar». En los servicios centrales de BMN trabajan unas 600 personas, el 15% del total.

Pero también recortará el número de oficinas, porque, a pesar de que la red de ambas nacionalizadas tiene pocas duplicidades, la entidad absorbida sí tiene demasiadas sucursales en términos proporcionales al negocio, en comparación con Bankia, en sus zonas de origen, por lo que el nuevo grupo ajustará también su red lo que provocará la reestructuración del número de trabajadores. Algunas fuentes sostienen que para equiparar los ratios del banco adquirido a los estándares del adquiriente se tendrían que clausurar en torno a 200 sucursales de las 660, es decir, el 30%.

En la presentación de resultados Goirigolzarri reclamó prudencia y que las condiciones del ajuste se precisarán y se conocerán una vez culmine la integración, a finales de este año.

Con el recorte de red y plantilla, Bankia espera obtener unos 100 millones de los 155 millones que pretende lograr dentro de tres ejercicios. Con este fin destinará la mayor parte de los costes de reestructuración, que asciende a 334 millones.

La entidad es consciente de que las sinergias son fundamentales para cosechar los objetivos, ya que la capacidad de BMN para aumentar sus ingresos es limitada. De hecho, el beneficio antes de provisiones del grupo levantino será inferior al de 2016, como consecuencia del impacto de los tipos bajos y la eliminación de las cláusulas suelo.

Con estas estimaciones, la rentabilidad sobre recursos propios tangibles (Rote) apenas alcanzará el 6,5% en 2020, muy por debajo del 10% que exige el mercado y que tiene Bankia en la actualidad. La rentabilidad es muy superior a la lograda por BMN el año pasado, que fue de un 1,9% negativa.

El banco que preside Goirigolzarri, aun así, confía en que su Rote mejore en 120 puntos básicos gracias a la aportación de BMN en 2020, cuando contribuya con unas ganancias de 245 millones.

Alza del 16% del dividendo

Esta generación de valor permitirá elevar un 16% el dividendo, teniendo en cuenta un reparto del 40% de los beneficios, como en la actualidad.

Asimismo, la entidad considera que tiene que acelerar la venta de activos improductivos, para lo que diseñará un proyecto en los próximos meses. Este miércoles, un día después de anunciar las condiciones de la integración, Bankia se deshizo de una cartera de dudosos de 100 millones. El comprador fue EOS.

Por su parte, BMN cerró también el miércoles la venta al fondo noruego Axactor del proyecto Rigoletto & Valquiria, una cartera de créditos fallidos con un valor nominal de 165 millones de euros. Dicha cartera está compuesta de créditos concertados con particulares y pequeñas y medianas empresas con garantía.

Esta, además, es la tercera operación que el fondo noruego cierra en nuestro país en menos de un mes. Primero se hizo con el proyecto Marina Bay del Santander -una cartera con un valor nominal de 338 millones de euros- y pocos días más tarde compró el proyecto Prost & Anzani a Santander Consumer Finance, lo que supuso su entrada en el negocio de carteras con garantía.

El Economista

Enlace permanente a este artículo: http://fesibac.org/2017/06/29/bankia-ajustara-minimo-600-trabajadores-bmn-tras-la-fusion/