«

»

Imprimir esta Entrada

Compensación beneficios sociales – Caramelos envenenados

La dirección de Banco Santander ha abierto una mesa de negociación para ofrecer la capitalización y compra de la Compensación de Beneficios Sociales (CBS) del personal pasivo, así como la futura del actual en activo.

Recientemente, y dejando en segundo plano otras negociaciones pendientes, el Banco se ha descolgado con la propuesta de capitalizar y comprar los CBS del personal pasivo, así como los que corresponderían al actual en activo, una vez este pase a esa situación.

!–more–>

Básicamente, consistiría en:

  • Personal pasivo: abonarle por una única vez la cantidad resultante de cálculos actuariales, finiquitando con ello, el compromiso de pago anualizado que, por dicho concepto viene percibiendo este colectivo en los meses de mayo.
  • Personal en activo: seguir cobrando los CBS actuales en la nómina de mayo mientras se permanezca en activo y abonarle por una única vez la cantidad resultante de cálculos actuariales, finiquitando con ello, el compromiso de pago anualizado que, por dicho concepto percibiría dicho colectivo en los meses de mayo una vez pase a situación de pasivo.

Esta compra que, el Banco propone pudiera parecer razonable e incluso beneficiosa por aquello de anticipar un cobro futuro. No obstante, ese abono tendrá importantes repercusiones fiscales.

Además, este acuerdo estival llevaría incorporado, caso de firmarse tal como el Banco pretende, su caballo de Troya que, no es otro que suprimir el derecho al cobro de los CBS para el personal de nueva incorporación. Un personal que, ya está siendo suficientemente castigado, tras la firma del vigente convenio colectivo, con un severo recorte de derechos y salarios (creación de una nueva categoría de acceso por debajo del nivel XI, la pérdida de 3,75 pagas de beneficios, entre otros).

No podemos culpar a los troyanos de su derrota, ya que no sabían lo que llevaba dentro su particular caballo de Troya, pero sí podremos culpar al sindicalismo institucional, caso de firmar, conociendo como conocen el caramelo envenenado, de lo que sería una nueva gravísima renuncia a la defensa de los derechos de las nuevas plantillas. Un derecho que, a fecha de hoy suponen 517,65€ al año ¿A qué todas y todos nos acordamos de aquel, evitaremos adjetivos, que firmó la supresión del complemento de pensiones pre-80 para las nuevas incorporaciones?

No obstante el Banco, para ofrecerles una salida airosa, estaría dispuesto a incrementar las aportaciones que realiza al Plan de Pensiones de Empleo (PPE) que, recordemos a fecha de hoy son 640€ anuales, hasta los 700€. Es decir, aportar 58,33€ al mes, en lugar de los 53,33€ actuales. Todo un derroche de 5€ de generosidad en un momento en el que, el Grupo Santander está obteniendo grandes beneficios. Es decir, pretende cambiar 517,65€ por 60€. Menudo chollo.

Desde CGT exigimos que la nueva aportación al PPE, cosa que por otro lado, ya tocaba ser revisada tras varios años congelada, se negocie al margen del acuerdo propuesto por el Banco para la compra de los CBS, ya que su inclusión en él, tiene claramente la intención de ser moneda de cambio y puerta de escape para los más que seguros, firmantes del mismo.

En CGT no negociamos recortes de derechos laborales, ni para las actuales, ni para las futuras plantillas. Los derechos se defienden, no se venden y menos aún por 5€. Es una cuestión de ética y de responsabilidad. En el futuro nos lo agradecerán.

Enlace permanente a este artículo: http://fesibac.org/2017/07/24/compensacion-beneficios-sociales-caramelos-envenenados/