«

»

Imprimir esta Entrada

Welcome to Atos a los hijos pródigos

Bienvenid@ a Atos!!! Eso es lo que cualquiera desearía escuchar al volver de un cliente a tu centro de trabajo, pero nada más lejos de la realidad…

Cuando l@s trabajador@s terminan su asignación en cliente vuelven al centro de trabajo de Atos, donde se supone que se les espera para darles una nueva tarea.

La realidad es que cuando llegamos después de realizar nuestro trabajo de forma eficiente la situación es desastrosa. Muchas veces la persona de contacto no está, obligándoles a buscar ellos mismos un “responsable” y organizar su llegada.

Desde CGT entendemos que la vuelta a Atos tiene que estar más coordinada, para evitar la sensación de desamparo que se tiene cuando llegas y parece que no te conoce nadie, ni se te espera. La vuelta debería estar coordinada con un plan de formación para cada una de las personas retornadas y no el desamparo y abandono que se produce, haciendo sentir al trabajador como un estorbo para la empresa.

La desasignación de un cliente siempre se tiende a asociar a un pequeño fracaso personal, cuando en realidad no es así, puesto que trabajamos en una empresa de servicios en la que es habitual desempeñar tus funciones en distintos clientes por un tiempo determinado a lo largo de tu vida profesional. Si a esta ‘sensación personal’ le añadimos la desorganización en el recibimiento y la mala gestión de los desasignados, se puede volver una situación muy complicada, un riesgo psicosocial.

Enlace permanente a este artículo: http://fesibac.org/2017/11/29/welcome-to-atos-los-hijos-prodigos/