«

»

Imprimir esta Entrada

El techo de cristal en AtoS

El techo de cristal es un concepto que se usa para describir los obstáculos que encuentran las mujeres según van ascendiendo de rango en su carrera laboral y que se convierten en barreras prácticamente infranqueables a partir de cierta altura, pero que no se perciben fácilmente ya que no se basan en leyes explícitas sino en normas implícitas y usos sociales.

Se trata de un problema al cual contribuyen factores culturales, sociales y económicos de la sociedad en general. Nos incumbe a tod@s la solución si deseamos una sociedad menos injusta; sin embargo, recae una especial responsabilidad en las empresas, que es donde se produce de forma directa la discriminación. Por un lado, se deben impulsar medidas que ayuden a la conciliación de la vida laboral y personal, ya que mientras vivamos en una sociedad en la que el peso de las tareas domésticas y de cuidados recae de forma muy desigual sobre hombres y mujeres, es a estas últimas a las que más benefician dichas medidas. Otra buena forma de combatir la desigualdad es incentivar la corresponsabilidad en las tareas domésticas y de cuidados, por ejemplo mejorando los permisos de paternidad. Las medidas de discriminación positiva también ayudan a que las mujeres superen las trabas que la sociedad les impone con motivo de su sexo.

¿Cuántas de estas medidas lleva a cabo el Grupo AtoS? A pesar de los discursos, apenas se hace nada. No existe ninguna garantía de que las medidas que pueden contribuir a la conciliación (como por ejemplo el teletrabajo) se usen para ese fin y no como un premio otorgado a dedo por los motivos que considere oportunos el responsable de turno. En cuanto a otro tipo de medidas favorables a la igualdad, siempre se quedan en discursos, charlas y actos simbólicos, mientras que se marginan las acciones que puedan tener un efecto real, como venimos denunciando desde hace años l@s representantes de l@s trabajador@s en la Mesa de Igualdad, que por cierto es ninguneada una y otra vez (Mesa de Igualdad: Incumplimientos continuos, Igualdad: ¿CV’s anónimos en Atos?, La Mesa de Igualdad de AtoS Spain…). Un hecho muy significativo es que, años después, seguimos sin Plan de Igualdad (el año pasado, según el compromiso de la empresa, debía haberse firmado un nuevo plan elaborado por la consultora Murgibe, y aún no tenemos ni siquiera un diagnóstico preliminar, por no hablar de una explicación acerca del retraso).

¿Cuáles son los resultados? Que la desigualdad entre hombres y mujeres no sólo no se reduce en AtoS, sino que aumenta. Si nos fijamos en las oportunidades que tienen las mujeres para su promoción profesional dentro de la empresa, podemos concluir que el techo de cristal es más infranqueable, o está más bajo, que en años anteriores. Para muestra dos botones:

  • El Comité Ejecutivo de AtoS Iberia está compuesto por seis hombres y dos mujeres. Eso supone un 25% de mujeres, cifra muy alejada de la paridad que sería deseable. En el Estudio Retributivo que se elaboró en 2014, en uno de los intentos impulsados por la Mesa de Igualdad para tener un diagnóstico de la situación en la empresa, se podía ver que en aquel entonces había doce hombres y cinco mujeres en el mismo órgano; esas cinco mujeres de diecisiete suponían un 29,41% del total.
  • De los nombramientos del año pasado, sólo dos son mujeres, frente a trece hombres. Se trata de un 13,3%, cifra ni siquiera representativa de la escasa presencia de mujeres en la plantilla.

Al margen de los discursos, estos son los datos, y seguirán siendo estos (o peores, como se ha visto) hasta que la empresa haga algo por remediarlo.

Enlace permanente a este artículo: http://fesibac.org/2018/01/11/techo-cristal-atos/