«

»

Imprimir esta Entrada

Pequeños Matices

El pasado 2 de Febrero, después del despido de nuestra compañera Anna, solicitamos reunión del comité de empresa, para que nos explicaran si se estaba llevando a cabo una reestructuración en DBOSI Barcelona, ya que se llevaban un departamento a DBSAE (SAC), reclaman a tres compañer@s cedidos en DBOSI para que vuelvan a DBSAE y dos prejubilaciones. Todo ello sin ser previamente informado el comité de empresa, a pesar de que tienen la obligación legal de informarnos (como mínimo del traslado de un departamento).

El 14 de Febrero celebramos el comité de empresa, donde nos informaron:

1. Que no entraríamos en una dinámica de despidos y que se darían en casos excepcionales.

En ningún caso, los allí presentes (por lo menos por parte de CGT) entendimos que fueran a despedir a otra compañera 6 días después. Más bien que podría llegar a darse el caso hipotético, a futuro.

2. En 2016 vino una inspección a DBOSI para comprobar si la empresa realizaba un registro de la jornada diaria. En esa inspección se pidió información e identificación a algunos empleados. La inspección derivó en un proceso judicial. Relaciones laborales nos informó que haría entrega entre el 14 y el 15 de febrero de las citaciones a dichos empleados para tener la opción de ser parte del juicio.

Nuestra sorpresa fue comprobar que dichas citaciones estaban en poder del banco desde el 18 de julio del 2017. La empresa las empezó a entregar el 14 de febrero por la tarde, cuando el juicio era el 20 de febrero (a un compañero la citación se le entregó después de que se celebrara el juicio), a sabiendas de que para impugnar su citación debían realizarlo como máximo tres días después de la entrega de la misma y para presentar nuevas pruebas tenían hasta cinco días antes del juicio. Como consecuencia de ello nuestr@s compañer@s no pudieron ejercer sus derechos.

Para finalizar, indicar que de momento los despidos de las compañeras han sido por despidos disciplinarios, donde entre otras cosas dice: transgresión de la buena fe y el abuso de confianza. Quizás la empresa debería mirarse en el espejo antes de realizar estas afirmaciones, visto los dos puntos anteriores.

“Es que la verdad no se puede exagerar. En la verdad no puede haber matices. En la semi- verdad o en la mentira, muchos”. Pio Baroja

Enlace permanente a este artículo: http://fesibac.org/2018/03/01/pequenos-matices/