«

»

Imprimir esta Entrada

Nómina de marzo — Las deudas del Santander, pagaderas en cómodos plazos

A finales de 2016, desde CGT denunciábamos públicamente el peligro que corrían las 2,75 pagas de beneficios de ese año que, deberíamos cobrar en marzo de 2017. Un peligro real fruto de la redacción del art. 23 del nuevo Convenio Colectivo de Banca firmado entre la AEB y los sindicatos CCOO y UGT. Un Convenio Colectivo que traía aparejado el cambio del sistema de retribución que, pasaba desde enero de 2017 de las 18,50 pagas tradicionales, a las 14 pagas actuales, así como la desaparición entre otras lindezas de las pagas de beneficios, como hasta esa fecha las conocíamos.

Nómina de marzo. Las deudas del Santander, pagaderas en cómodos plazosPor tanto, a diciembre de 2016 deberían quedar liquidados todos los conceptos retributivos devengados a esa fecha, entre ellos las 3,75 pagas de beneficios (15/4). Sin embargo, en esa nómina de diciembre sólo se abonó 1 paga, quedando sin abonar las 2,75 pagas de beneficios restantes que, se cobraban tradicionalmente en marzo del año siguiente.

Cuando desde CGT sacamos a la luz este robo que nos quería hacer el Banco, amparado en la redacción del Convenio Colectivo, el cabreo de la plantilla fue tal que, a los sindicatos firmantes no les quedó más remedio que intentar arreglar su, llamémosle siendo benevolentes, error. Un error, no olvidemos, que permitía al Banco ahorrarse y de facto robarnos 2,75 pagas de beneficios del año 2016 (aproximadamente 120 millones de €uros).

Finalmente acordaron con la Empresa, para no enfadarla mucho, que el importe correspondiente a esas 2,75 pagas, que debiera haber sido abonado íntegramente a la plantilla en la nómina de diciembre de 2016, se abonase en cómodos plazos y sin intereses: 0,75 pagas en marzo de 2017, 0,75 pagas en marzo de 2018, bajo el concepto retributivo “COMP. CAMBIO SISTEMA PART. BENEFICIOS” y el resto hasta las 2,75, ósea 1,25, se prorratease en doce mensualidades y se pagase a año vencido, bajo la denominación “PARTICIPACION EN BENEFICIOS XXII CC”, reescribiendo lo estipulado en el Convenio.

Esa reescritura del Convenio ha hecho que el banco nos deba siempre 1,25 pagas del año anterior que, ineludiblemente deberá liquidar en los finiquitos que haga por cualquier tipo de salida del Banco. No obstante, desde CGT exigimos que, una vez liquidadas 1,5 pagas del año 2016, no robadas gracias a la presión que hicimos junto a la plantilla en su momento, nos abonen inmediatamente lo que se nos debe y no tengamos que aguardar a nuestra salida del banco para cobrar lo que nos corresponde. Mejor en nuestro bolsillo que en el suyo.

Aprovechamos, para recordar que desde la firma y publicación del nefasto XXIII Convenio Colectivo de Banca, allá por junio de 2016, toda persona que desde esa fecha se haya incorporado a la plantilla del Banco, ha perdido el importe correspondiente a las 3,75 pagas de beneficios que tiene el resto de la plantilla con antigüedad anterior y por tanto, lo aquí expuesto no les aplica. Una pérdida que les ha supuesto una devaluación salarial del 20% que, deberán agradecer a los sindicatos firmantes. Ahí es nada.

Enlace permanente a este artículo: http://fesibac.org/2018/03/25/nomina-marzo-las-deudas-del-santander-pagaderas-comodos-plazos/