«

»

Imprimir esta Entrada

Las prolongaciones ilegales de jornada suponen:

  • Fraude fiscal e impago de cotizaciones a la Seguridad Social

  • Deterioro del sistema de Pensiones y precariedad laboral

 

2018 comienza como transcurrió 2017: una indiscutible falta de plantilla que no permite responder satisfactoriamente a la carga de trabajo soportada. La Dirección del banco, lejos de asumir la realidad que vivimos en la red de oficinas, continúa calificándonos como excedentes, trasladando personal a gestiones y servicios centrales, cerrando oficinas, etc., condenándonos a continuar prolongando ilegalmente nuestra jornada para poder suplir la evidente falta de personal que sufrimos.

En un mercado laboral asolado por el PARO cada semana se realizan en las empresas españolas más de seis millones de horas extraordinarias (aquellas que se trabajan por encima de la duración máxima de la jornada fijada en convenio colectivo o en el contrato). Tiempo hurtado al descanso, a la lectura, a la compañía y cuidado de las personas queridas, a pasear, a escuchar, al juego, a hacer el amor, a vivir. Tiempo entregado sin apenas compensación en gran parte de las empresas ya que casi cuatro millones de esas horas extra no son remuneradas ni compensadas, ni cotizadas a la S.Social (datos del INE correspondientes al segundo trimestre de 2017).

ESTO SUPONE UN EVIDENTE FRAUDE FISCAL Y DE COTIZACIONES A LA SEGURIDAD SOCIAL QUE AFECTA DIRECTAMENTE AL DETERIORO DE NUESTRO SISTEMA DE PENSIONES

Teniendo claro que la Dirección de Banco Sabadell es conocedora de la situación descrita, que el personal tiene que prolongar la jornada ilegalmente, que tenemos que acudir al trabajo aunque estemos enfermos/as, que tenemos que renunciar a nuestros permisos legales e incluso a nuestras vacaciones para poder responder a la carga de trabajo soportada, provocada por la falta de personal, por los cierres de oficinas realizados, por los traslados a servicios centrales, por los objetivos inalcanzables que un año tras otro “planifican”, no podemos más que calificar la actuación de la Dirección como de AUTÉNTICA MALA FE, ACOSO LABORAL y ABUSO DE AUTORIDAD.

Nos tratan como mercancía, como meras máquinas que se utilizan hasta que se destrozan por el uso para ser sustituidas por otras nuevas, cada vez más baratas. No nos sentimos reconocidos como personas, no hay carrera profesional, no hay conciliación, no se cumple la legislación laboral ni acuerdos vigentes, lo único importante es conseguir los objetivos del banco caiga quien caiga, provocando numerosas bajas por enfermedad, ansiedad, depresión, etc. Esto da lugar a que el grado de satisfacción de las y los trabajadores del banco por trabajar en el mismo esté 20 puntos por debajo de la media del sector, según la última encuesta realizada.

CGT-BS REIVINDICA:

  • Creación de empleo de calidad
  • Registro de la jornada de trabajo
  • Pago y cotización de las horas extras
  • Recuperación de poder adquisitivo

 

Enlace permanente a este artículo: http://fesibac.org/2018/04/10/las-prolongaciones-ilegales-jornada-suponen/