«

»

Imprimir esta Entrada

Sueldos “desorbitados”, opacidad y “utilización” de los voluntarios: El cese de Lola Moreno sacude Cruz Roja y se suceden las dimisiones

Arropada por voluntarios, amigos y miembros de organizaciones sociales y políticas de la ciudad, la expresidenta de Cruz Roja en Ciudad Real, Lola Moreno, ha comparecido esta mañana ante los medios de comunicación para valorar su cese tras diez años (siete como presidenta provincial) al frente de la institución.

Lola Moreno Cruz Roja 2

Moreno ha comentado que se le comunicó el cese por carta, “con una indiferencia impropia de una entidad que tiene en la humanidad uno de sus principios”. En 45 años de voluntariado, lamentaba, “nunca me habían tratado con tanto desprecio y frialdad”

“Me echan porque he sido incómoda, porque he cuestionado muchas cosas y porque he pedido papeles a los altos cargos remunerados de la provincia, los que trabajan en el nuevo edificio”, manifestaba esta mañana en la Plaza Mayor ante los medios de comunicación de la capital. La causa de su despido, ha concretado, fue la solicitud de un listado de los trabajadores de la provincia y su salario, “incluyendo los de la secretaria provincial y del coordinador”. La petición la realizó el 13 de abril y el 20 del mismo mes fue cesada. Moreno ha denunciado la desigualdad salarial en el seno de esta organización, en la que “unos trabajadores que cobran entre 900 y 1.000 euros al mes, mientras otros perciben sueldos desorbitados para una institución humanitaria”.

Para ocupar el puesto de Lola Moreno, Cruz Roja ha recurrido a un delegado especial, “el coordinador autonómico, un trabajador y no un voluntario, que no va a cuestionar nada a los poderosos de la oficina provincial de Ciudad Real”, aseveraba la expresidenta de la ONG.

Según ha expuesto, como respuesta a este “injusto” cese, han presentado su dimisión vicepresidentes provinciales, el responsable provincial de igualdad, el responsable provincial de cooperación internacional, seis vocales del comité provincial y responsables de los talleres de mayores. “Y más que va a haber”, ha advertido. Moreno, además, ha agradecido el apoyo recibido por parte de voluntarios, socios de la ONG, asociaciones de la ciudad y representantes políticos, como los concejales de Ganemos Ciudad Real.

Aunque Cruz Roja “dice ser una organización de voluntariado”, los voluntarios son “los que menos mandan” y están “completamente desamparados”, al menos en esta provincia, continuaba la expresidenta. “Nos estrujan, utilizan y, si hablas o pides lo que en justicia nos pertenece, o información, te apartan y te echan”, añadía.

A las personas que abordan en la calle o llaman por teléfono para captarlas como socias, “lo hace Wesser, denunciada en Cataluña y Málaga por, presuntamente, explotar a sus trabajadores”. Esta empresa, ha informado, “se queda con la primera cuota íntegra, el primer año de los socios, un pastón…”. Cruz Roja continuó trabajando con esta empresa a pesar del desacuerdo de la propia Moreno y otros miembros de la organización, según ha explicado.

Los que gobiernan la institución “no dejan que el voluntariado avance, se una y opine, solo para seguir manteniendo sus privilegios y dirigiendo el cotarro”. Estos “privilegiados”, ha asegurado, llevaban meses buscándole una sustituta “a sus espaldas”.

Por último, se ha preguntado cómo es posible que Cruz Roja esté en los consejos de bancos que desahucian a la gente. “Luego va esta institución y les paga, como máximo, dos meses de alquiler, pero qué incoherencia”, ha reflexionado.

MICR.es

Enlace permanente a este artículo: http://fesibac.org/2018/05/03/sueldos-desorbitados-opacidad-y-utilizacion-de-los-voluntarios-el-cese-de-lola-moreno-sacude-cruz-roja-y-se-suceden-las-dimisiones/