«

»

Imprimir esta Entrada

Defectos en el último simulacro de Madrid, inspección de trabajo nos da la razón

El pasado 28 de noviembre, sí en 2017, se realizó un simulacro en el edificio Alvento, donde está nuestra sede en Madrid y que compartimos con otras empresas. Ese día comenzaron a sonar las alarmas y los miembros de la sección que estábamos aquí en ese momento, nos dispusimos a salir según las instrucciones de las personas encargadas, todo normal. Pero a la que salíamos pudimos ver como había compañeras que se quedaban sentadas en su sitio como si nada, algo totalmente irregular. En la siguiente reunión de Prevención de Riesgos con la empresa preguntamos por el tema y nos dijeron que se había avisado a los responsables de cada área para que decidieran quién la secundaba el simulacro y quien no. Por contra no fueron igual de previsores en avisar a los delegados y delegadas de prevención en la empresa, sabiendo además que muchos de ellos están en cliente y por tanto no podrían evaluar el simulacro.

Para los que no la conozcáis, el edificio de Madrid tiene diferentes salas. Es por ello que el hecho de enterarnos de esta irregularidad (por llamarla de algún modo) se debió a que compartimos espacio con las personas que no salieron, pero la empresa en ningún momento tuvo a bien notificarnos de nada. De hecho en lo que llamamos “ala noble”, que es donde están los jefazos, no tenemos acceso (de eso hablaremos en otra ocasión) por lo que no podemos saber a ciencia cierta qué sucedió.

Todo esto ya es una tomadura de pelo y demuestra el poco respeto que se tiene desde la dirección por la seguridad de sus trabajadores y trabajadoras. Pero es que hay que recordar que justo en noviembre del año anterior, 2016, hubo un conato de incendio en otras de las empresas con las que compartimos edificio y todo el proceso fue un total desastre. Algunas alarmas no funcionaron por lo que, dependiendo de la zona, la gente siguió trabajando con normalidad. En ningún momento se pensó qué pasaría con estas compañeras si durante el simulacro había un problema real ¿Cómo se enterarían si las alarmas estaban sonando? ¿Quién se encargaría en enseñarles las salidas y el punto de reunión si los responsables estaban ya fuera? ¿Cómo van a estar preparadas para una situación real si no han participado en los simulacros?

Es por ello que pusimos una denuncia ante inspección de trabajo, y después de pasar todos los trámites, la inspectora ha considerado que, tal cual denunciábamos desde la Sección Sindical de CGT, el simulacro no era válido. Concretamente dice en la contestación a la denuncia “se establece que en lo que se refiere a la participación que no se avisará a nadie del simulacro para que la situación se asemeje lo más posible a la real, debiendo todo ocupante de las oficinas evacuar. Se hace responsable de tales medidas al servicio de prevención mancomunado y a Servicio Generales.” y sigue “Es por ello que el simulacro perdería su virtualidad si no se implantaran las mejoras previstas en esas valoraciones. Así se ha formulado requerimiento a la empresa para que se implanten las medidas previstas en la planificación aprobada en la reunión valorativa de ese simulacro, incluyendo las relativas a la participación en el simulacro y el no aviso del mismo. Plazo: inmediato y en lo sucesivo.”

Una de las excusas que se pusieron por parte de la empresa es que algunos de esos servicios eran esenciales y no podían quedarse desatendidos. Totalmente ridículo, a ver si ahora va a resultar que somos imprescindibles y no podemos faltar ni 10 minutos. Esto contrasta con que el pasado 8 de marzo, con la convocatoria de Huelga General Feminista, la empresa no notificó servicios mínimos en ninguno de los proyectos de la oficina de Madrid ni sus clientes. Vamos, que no tenía por dónde cogerse. También dijeron que algunas trabajadoras habían decidido quedarse voluntariamente, pero no es más que otra excusa porque si la empresa no hubiera avisado no se hubiera llegado a esta situación.

Una vez visto todo esto insistimos en que no restéis importancia a estos temas. Da igual si estáis en cliente o en las oficinas de la empresa, si suponéis que es un simulacro o un incidente real. Si hay cualquier tipo de aviso seguid las instrucciones del plan de emergencia, de los compañeros designados y abandonad el edificio con orden y cautela. Si estáis en cliente y no tenéis el plan de emergencia decírnoslo para solicitarlo a la empresa. Si habéis participado en algún simulacro o habéis visto un riesgo real notificárnoslo. Los delegados y delegadas de nuestra sección antes que nada somos trabajadores y trabajadoras, de modo que la mayoría de las irregularidades las sufrimos en primera persona y podemos actuar frente a ellas, pero no estamos en todos los sitios y hay situaciones que solo conocemos si nos las decís.

Por último solo podemos agradecer que en nuestra empresa no utilicemos regularmente grandes herramientas, trabajemos continuamente con productos peligrosos o, en general, tengamos unos riesgos laborales relativamente sencillos. De otra manera seguro que ya tendríamos que haber lamentado algún mutilamiento o muerte.

Salud !

Enlace permanente a este artículo: http://fesibac.org/2018/09/11/defectos-en-el-ultimo-simulacro-de-madrid-inspeccion-de-trabajo-nos-da-la-razon/