«

»

Imprimir esta Entrada

Fuga de trabajadores en JLL Valoraciones

Como ya indicamos en nuestro anterior comunicado, se está produciendo un fenómeno muy preocupante y sin parangón en los más de 30 años de historia de la antigua T.H. ahora JLL Valoraciones. Nos referimos a la incesante salida de la Empresa de trabajadores de muy diversos perfiles, en particular durante este último año, que se ven obligados a marcharse en busca de un futuro profesional mejor. Esto demuestra el fracaso de las políticas que supuestamente se vienen aplicando por la Compañía, que lejos de cuidar y retener a buenos profesionales, está permitiendo que se sucedan cada vez más abandonos.

Hace poco trasladamos a la Dirección de Valoraciones nuestra preocupación por este asunto, que si bien reconoce las limitaciones que puedan existir por su parte para revertir esta situación, se felicita de haber retenido a unos pocos (muy pocos) y dice que el porcentaje de abandonos no es relevante. Esto, unido a la propaganda corporativa de “retención de talentos” parece alimentar la autocomplacencia de algunos de nuestros superiores. Pero los datos son tozudos y no precisamente optimistas y, mientras tanto, seguimos formando a trabajadores, con el esfuerzo que ello conlleva, para que finalmente se vayan a la competencia o a otros sectores.

Desde esta Sección Sindical, hemos tenido la ocasión de hablar con muchos/as de los/as compañeros/as afectados por esta situación antes de su marcha, y hemos podido constatar que, en la mayoría de los casos, los motivos fundamentales para ello han sido el salario y la nula promoción o perspectivas profesionales. Sabemos que cuando alguien abandona la Empresa, desde RR.HH.se le realiza una encuesta o entrevista, y nos gustaría conocer las preguntas que se realizan, pero sobre todo las respuestas.

Pero existen otros aspectos que también hay que tener muy en cuenta y que igualmente preocupan, y mucho, a la plantilla. Nos referimos a la marcha del negocio, que aparte de los PowerPoint corporativos que se nos presentan, creemos que existe un grave problema de recuperación. Es cierto que los primeros años en JLL, la gestión de la Dirección resultó un tanto errática en cuanto a que apuntaba en muchas direcciones. Sin embargo, la gestión actual no sabemos en qué dirección apunta y nos tiene un poco confundidos.

Como recordareis, hace casi un año fue despedida la Directora Comercial de Valencia, ya que según la Dirección, desde allí no podía desempeñar su trabajo con toda la efectividad requerida. A la vista de cómo han continuado las cosas, no se aprecia mejoría alguna, por lo que se podría pensar que no es solamente en la labor comercial donde radican nuestros problemas.

Según hemos podido averiguar, las empresas de la competencia están creciendo en número de informes de hipotecario, (que no se nos olvide es nuestro principal negocio) mientras que JLL se mantiene o incluso empeora esa cifra. Como aproximación al problema, podemos comentar que, en 2017, el negocio hipotecario (según datos oficiales expresados en valor de tasación) varió al alza en prácticamente el mismo porcentaje en el que varió, a la baja, en el área de Entidades Financieras. Es decir, mientras que en EEFF estábamos en números negativos de crecimiento hipotecario en 2017, el Sector estaba en los mismos números, pero positivos, de crecimiento.

En lo que va de año la evolución del sector es también positiva, aunque queda por ver si en JLL se repercute algún tipo de crecimiento, o lo que es lo mismo, de aumento de cuota de mercado una vez cerrado el ejercicio.
Somos conscientes que es complicado salir del atolladero en que nos dejó la gestión de la anterior Dirección, con los efectos ya referidos en 2017, aunque no es menos cierto que el nuevo equipo directivo tampoco está siendo capaz todavía de revertirla, al menos con la celeridad requerida para mantenernos alineados con la evolución general de sector.

Otro problema evidente, es el abandono al que están sometidos nuestros sistemas, ya que todos los recursos parecen focalizados en el desarrollo de la nueva plataforma. Esta situación, sigue provocando la falta de efectividad y agilidad con nuestro trabajo diario e incide negativamente en el servicio prestado al cliente. Confiamos en que cuando la nueva plataforma vea la luz, tengamos el suficiente Negocio para alimentarla.

Enlace permanente a este artículo: http://fesibac.org/2018/10/16/fuga-de-trabajadores-en-jll-valoraciones/