«

»

Imprimir esta Entrada

La unidad de FS ¿La oveja negra de la familia?

Acabamos de comenzar el último trimestre del año y las perspectivas de cara a final de año no parecen tan buenas como nos estaba haciendo creer la empresa.

A comienzos de año nos dijeron que 2017 fue bueno y que este 2018 también lo iba a ser, excepto para FS y que no nos preocupásemos por la antigüedad que en 2019 se volvería a pagar.

En Julio la empresa mantuvo su visión informando de que el año estaba siendo bueno, pero que la unidad de FS seguía sin mejorar sus resultados. Pues aun así nos han absorbido a los trabajadores la subida de las tablas salariales y no contentos con ello, también el tanto por ciento de la parte de la antigüedad por lo cual ha sido denunciada ¿No vamos tan bien como dicen?

En estos últimos meses se ha producido un gran incremento de desasignados, casi todos en la unidad de FS y parece que el número seguirá creciendo en los próximos meses.

Como ya advertimos hace 3 años, la unidad de FS había entrado en decadencia, y los compañeros que estaban en cuentas de esta área nos comentaban que se perdían proyectos y no se conseguían nuevos. Esta preocupación por la evolución de esta unidad se la hemos hecho llegar a la compañía en varias ocasiones, pero su respuesta ha sido siempre la misma, “no os preocupéis está todo controlado”.

Pues parece que no estaba todo tan controlado, y este continuo declive parece no tener fin.

La empresa mientras tanto sigue centrada en vendernos su mantra del liderazgo, y la imagen del nuevo edificio que según ellos, hará que suban las ventas por sí solas y que los trabajadores de Madrid debemos estar orgullosos y considerarnos afortunados por trabajar en tan emblemático edificio, eso sí a la hora de facilitarnos datos a la RLT de los costes del nuevo edificio y del ahorro que este supondría, ahí la empresa ya no nos quiere contar nada.

Nosotros estamos muy preocupados, no pensamos que por el mero hecho de cambiar de edificio y hacer un lavado de cara se solucionen los problemas. Hemos visto como se han reducido los proyectos en el Santander a la mínima expresión, nuestra presencia en BBVA es muy pequeña desde hace tiempo, en Santalucia se ha perdido un tercio de lo que teníamos, en el Popular, con la absorción por el Santander, el negocio será cero en breve sin haber sido capaces de sacar partido a la buena posición que teníamos en el Popular para ampliar negocio en el Santander, y en Bankia, tras el boom de ventas del año pasado, tanto los mantenimientos como los servicios también se han reducido notablemente en 2018.

¿No es para estar preocupados? ¿O los directivos tienen algún conejo para sacar de su chistera y el resto no lo sabemos? Esperamos que, por el bien de la empresa y de sus trabajadores, aquellos que nos dirigen se lo tomen en serio y sobre todo acierten con sus decisiones.

Enlace permanente a este artículo: http://fesibac.org/2018/10/17/la-unidad-de-fs-la-oveja-negra-de-la-familia/