«

»

Imprimir esta Entrada

Acoso Laboral

En el último informe sobre la encuesta de riesgos psicosociales, quedó patente que en Alten hay compañeros que están sufriendo acoso. Para un 10% de la plantilla esta es su situación en el día a día. ¿Cómo reconocer el acoso?


Las actitudes más comunes que una persona tiene hacia otra en caso de acoso laboral son: denigrar, ignorar, calumniar, culpar y no dejar que se defienda, no dejar opinar, ocultar información para que no pueda realizar su trabajo, sobrecargarla con trabajo, hacer que se sienta ridícula, hacer pública su enfermedad, gritarle delante de los demás empleados, agredir ya sea verbalmente o físicamente, poner trabas para que pueda ascender a un puesto mejor, etc. En ocasiones, el acoso laboral, forma parte de una estrategia para conseguir que la víctima abandone su puesto de trabajo o para mejorar la productividad de la empresa a costa de infundir miedo a sus empleados. Aunque, en ocasiones, el acosador tiene como única motivación su propia personalidad manipulativa y hostigadora. También hay que considerar el acoso disciplinario. Las víctimas de este tipo de acoso son utilizadas por su acosador como ejemplo al resto de trabajadores, en un intento de hacerles aceptar ciertas condiciones. Se suele dar hacia mujeres embarazadas, personas con bajas laborales recurrentes o hacia todos aquellos que denuncian prácticas poco lícitas de la empresa. Este comportamiento puedes sufrirlo tanto por parte de un acosador que se encuentra en un nivel jerárquico superior al tuyo, como de un compañero de tu mismo rango jerárquico. La dignidad de la persona, su integridad física y moral, el derecho al honor, a la intimidad personal y a la propia imagen son derechos fundamentales reconocidos en La Constitución Española (artículos 10, 15 y 18). Es decir, en ningún caso puedes ser sometida a un trato degradante.Pero el acoso laboral, sigue siendo un problema continuo sobre el que se sigue regulando. Por ejemplo, en la Ley Orgánica 5/2010, se considera como «acoso psicológico o moral la exposición a conductas de Violencia Psicológica intensa, dirigidas de forma reiterada y prolongada en el tiempo hacia una o más personas, por parte de otra/s que actúan frente a aquélla/s desde una posición de poder –no necesariamente jerárquica sino en términos psicológicos–, con el propósito o el efecto de crear un entorno hostil o humillante que perturbe la vida laboral de la víctima.

Dicha violencia se da en el marco de una relación de trabajo, pero no responde a las necesidades de organización del mismo; suponiendo tanto un atentado a la dignidad de la persona, como un riesgo para su salud». Si tu situación responde a las circunstancias que hemos subrayado, estas sufriendo acoso. Desde la CGT os recordamos que estamos para ayudar a que todos podamos trabajar en un entorno agradable, libre de humillaciones y hostilidades. Si estás sufriendo acoso o tienes un compañero en esta situación, denúncialo y cuenta con nosotros para darte el apoyo y consejo que necesites. Fuentes: BOE del 1 Junio 2011 Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo

http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/FichasTecnicas/NTP/Ficheros/821a921/854%20web.pdfhttp://cgt-networks.esy.es/acoso-laboral/

Enlace permanente a este artículo: http://fesibac.org/2019/02/19/acoso-laboral/