«

»

Imprimir esta Entrada

Intervención de CGT en la Junta de Accionistas de Bankia

Buenas tardes señor Presidente, señores miembros de la Mesa, señores accionistas y compañeros de Bankia. Soy Marta Limonge, empleada de Bankia y representante de CGT.

Quiero empezar agradeciendo la oportunidad de participar, en esta celebración de la Junta Anual de Accionistas, donde se han rendido cuentas, presentado los presupuestos para este año, se ha expuesto el buen momento que vive Bankia y lo bien que nos va a ir en un futuro, tras el éxito de la absorción de BMN.

Lo sabemos y además lo agradecemos: si a Bankia le va bien, a nosotros, los trabajadores, nos irá bien. También a los accionistas, que podrán rentabilizar su inversión; y al Estado –que somos todos- y que podrá recuperar las grandes cantidades de dinero que puso para rescatarnos.

Estamos seguros de que con todo esto, usted pretende que Bankia sea “el banco preferido por la sociedad”. Pero, ¿a costa de quién?

¿Es usted consciente de la situación de la evaluación de riesgos psicosociales del año 2016, con un resultado muy deficiente sobre los riesgos de la plantilla y que todavía no han concluido a pesar de haber sido requeridos por la inspección de trabajo?

¿Es usted consciente de las bajas médicas de sus empleados, el incremento de solicitudes de reducción de jornada, y de la prácticamente imposible conciliación familiar?

Le recordamos que estamos aún inmersos en un Expediente de Regulación de Empleo (el 3º en pocos años) con los dramas personales que ha supuesto para muchos de nuestros 2000 compañeros despedidos y para cientos de trasladados lejos de sus familias. ¿Por qué si ya es necesaria la contratación de personal, no se cierra ya el Ere y se negocia un Pacto de prejubilaciones para dar salida en buenas condiciones a parte de la plantilla que efectivamente, y sobre todo por edad, desea salir y no ha podido hacerlo y se la reemplaza por nuevo personal más joven y dinámico?

¿Y sobre la cantidad de horas y horas, muchas de ellas de nuestro tiempo personal, que se pierden en reuniones inútiles, reiterativas, coercitivas y que no aportan nada positivo pero sirven para presionar a la plantilla?

¿Cómo va a convencernos de la necesidad de obtener la certificación, y posterior recertificación, como asesores en Mifid II cuando en muchos casos bastaría con el nivel de información? Y eso, ¿beneficia realmente al cliente? ¿Por qué los que ponen los objetivos de venta de esos productos no tienen la certificación? Tampoco nos ha dicho quién será el responsable último ante posibles reclamaciones…

Si nos pregunta, seguro que la mayoría le diríamos que nos gustaría tener otro tipo de formación: una formación útil, de calidad, proporcionada, escalonada, presencial y adecuada a los puestos que ocupamos. Eso, ahora mismo no sucede, al menos en la medida que debería.

También queremos que sea consciente de que mientras a algunos sindicatos se les ha regalado una Carrera Profesional ad hoc (lo tenéis colgado en nuestra web: www.cgtbankia.com), a CGT se le discrimina en Bankia reduciendo los recursos únicamente porque no queremos que nos paguen más por hacer nuestro trabajo sindical.

Solo esperamos que le sirva de reflexión y que, ya que hablamos de rendir cuentas al accionariado, rindamos también cuentas sobre el estado de nuestro personal, de su realidad, de su salud, de su conciliación familiar inexistente y del esfuerzo que supone cada día aprender, atender, ofrecer y cerrar la venta.

Sr. Presidente, le recordamos una conocida frase en negocios: “tus clientes no son lo primero, lo primero son tus empleados ya que son ellos los que cuidan de tus clientes”.

Gracias y buenas tardes.

Enlace permanente a este artículo: http://fesibac.org/2019/03/26/intervencion-de-cgt-en-la-junta-de-accionistas-de-bankia/