«

»

Imprimir esta Entrada

Recalculando la ruta

Nos ha costado escribir este comunicado casi 5 días desde que se produjo la última reunión de la mesa negociadora sobre la homologación de condiciones para las plantillas, y es que no dejamos de asombrarnos del impresionante “esfuerzo” que ha hecho la representación empresarial, según parece ser opinión general de CC.OO, UGT, FITC y STS/Segrupo, para mejorar su inicial y “excelente” propuesta.

De cualquier manera parece que en lo referente a “colocarnos” el horario partido a través de la red SMART no han variado mucho. Eso sumado a las insignificantes mejoras a su propuesta inicial hace que en CGT estemos valorando recalcular, tal como hacen los navegadores al uso, la ruta hacia el destino deseado. Porque además ese destino parece que hubiera cambiado. Si al principio de todo este proceso negociador nos aseguraron que el propósito era homologar para mejorar las condiciones laborales de la plantilla y evitar la negociación a la baja, lo que percibimos tras la “fabulosa oferta” del banco es que aquí unos perdemos y otros no ganan (como tan acostumbrados nos tienen últimamente los actores principales de esta mala película de serie B como ellos la han descrito en su último comunicado).

Por ello estamos valorando hacer un trompo y variar el sentido de la marcha. Dándole vueltas a la sugerencia, de la representación empresarial que nos conminó a que… “si tan buenas os parecen las condiciones del Popular, que cada plantilla siga como está”, y que no parece mala del todo, se nos ha ocurrido una incluso mejor: Condiciones y horario Popular para toda la plantilla (eso sí conservando la plantilla del Santander el CBS que, por un rápido y oportuno acuerdo entre los de siempre y el Banco, restringieron para las nuevas incorporaciones; motivo por el cual los empleados del Popular no podrán optar a percibirla, salvo que corrijan errores):

  • Porqué hasta ahora lo ofrecido son mejoras que los empleados del Popular ya disfrutan y aquellas otras que suponen incrementar estas tanto para la plantilla de Santander como Popular, representan no más que el chocolate del loro. Pierden todos los empleados Popular su jornada de trabajo por otra con más horas, no les pagan la comida, pierden las empleadas la revisión ginecológica, pierden condiciones de familiares, pierden anticipo de nómina. Algunos, sólo algunos, ganaran por la aplicación de las nuevas condiciones financieras para los ptmos. hipotecarios (en los actuales valores del Euribor, poca cosa) y de una apabullante subida de 13€ en el cheque guardería. Igualmente, los empleados Santander apenas logran unas mayores indemnizaciones en el Seguro de Vida y algunas livianas permutas de cositas por cositas.
  • Porque hasta ahora, lo único que se ha pretendido negociar es qué chuche nos regalaban a todos para aceptar la jornada partida. La homologación no se ha visto por ningún lado, o si se prefiere, sólo por el lado en que pudiera beneficiar a los perversos propósitos empresariales.

Con relación a las oficinas de la red SMART y en confluencia con lo que es el propósito del banco de entrar de lleno en el mundo digital que parece ser que hoy por hoy maneja nuestras vidas, proponemos programar su obsolescencia como se suele hacer con todos los cacharros SMART (bueno, vale: dispositivos). Un buen momento para programar esta obsolescencia necesaria y que dejaran de funcionar sería…YA y AHORA. De esa manera tendríamos quizás ocasión de evitar lo que parece inevitable: que buscando una supuesta paz social, la empresa en alianza con CC.OO. y su séquito sindical y/o parasindical, nos obliguen a aceptar la jornada partida por unas migajillas tal y como últimamente viene siendo costumbres en todos y cada uno de los acuerdos que firman y de los que nos pretender persuadir que lo hacen avalando nuestros intereses y buscando el menor de los males…ya sabemos el “así no, así no, así no, así no” que utilizan para tapar sus vergüenzas y que acaba convirtiéndose en “sí wuana, sí wuana, sí wuana, y así sí, sí, sí, sí, sí…” .

CGT sigue manteniendo sus propuestas iniciales sobre la mesa y desde luego, bajo ningún condicionante aceptará la implantación de la jornada partida. Parafraseando a Unamúno: “Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta, pero no convenceréis. Para convencer hay que persuadir y para persuadir necesitaríais algo que os falta: razón y derecho en la lucha”.

ACCEDER AL COMUNICADO CONJUNTO CGT-ELA-LAB-CIG

Enlace permanente a este artículo: http://fesibac.org/2018/05/16/recalculando-la-ruta/