«

»

Imprimir esta Entrada

Los grandes agoreros de BBVA Research, los mismos que anticiparon la crisis, se incorporan a la campaña electoral y dan consejos para incrementar la eficiencia y la equidad del mercado laboral

BBVA empieza su campaña electoral a través de BBVA Research, ese organismo tan notorio cuyas predicciones hacen la competencia a la pitonisa Lola y al mismísimo Sandro Rey. El 11 de Mayo, en su presentación de la situación en España manifestaron, los gurús de este gran think tank, que la ausencia de un Gobierno estable en España que pueda adoptar medidas políticas y acometer reformas estructurales está teniendo un efecto sobre el crecimiento económico. Calcula que la incertidumbre política podría restar hasta ocho décimas el crecimiento del PIB en el periodo 2016-2017.

Pues bien, vamos a hacer un repaso sobre uno de los informes que esta notoria institución realizó a finales de 2007, año en el que la crisis ya había empezado a dar signos de evidencia.

En primer lugar, afirman que las perspectivas de crecimiento en España serán del 3,8% y 2,8% en 2007 y 2008, respectivamente ( El crecimiento de la economía en España fue del 0.9% en 2008). Ello es reflejo de los relevantes soportes con los que cuenta la economía española para sortear un entorno global menos dinámico y con mayor incertidumbre. En particular, cabe mencionar un sistema financiero muy eficiente, con un elevado nivel de provisiones y con fuentes de financiación y negocio diversificadas. También la situación de las empresas puede ser calificada en general de favorable, tras sostenidos crecimientos de beneficios ordinarios y una elevada diversificación sectorial y geográfica.

También los hogares españoles cuentan con fortalezas que permiten afrontar el escenario actual, tanto desde la perspectiva de su propia situación patrimonial, como desde la capacidad de la economía para generar renta. Ello les permitirá seguir atendiendo la carga financiera de la deuda asumida y, en particular, de la hipotecaria, algo que será objeto de especial atención dada la menor disponibilidad de crédito y la mayor sensibilidad de los prestamistas sobre la evolución del riesgo. En nuestra opinión, las favorables expectativas de generación de renta se apoyan en que la economía española continuará creando empleo en 2008. Así, se estima que el número de ocupados (EPA) crecerá en España ligeramente por encima del 2% en 2008 (3,4% es la previsión para 2007), con una tasa de paro que se elevará levemente, hasta el 8,2% de los activos. El desempleo en 2008 aumentó al 13,9% produciéndose una bajada de la ocupación  de 620.000 personas que suponen una destrucción de empleo (descenso interanual del -3,03%) y no un incremento como el BBVA predijo del 2% .

Con todo, siendo verdad que el escenario global actual es menos dinámico y más incierto, especialmente en lo relativo a la disponibilidad de liquidez, la economía española cuenta con fortalezas y soportes específicos que permiten esperar un proceso de desaceleración algo más intenso, pero en todo caso, acotado en su magnitud y ordenado en su desarrollo.?¿**¡¡

Sigue insistiendo el informe en las fortalezas que hay que tomar en consideración. Un sistema financiero sólido y eficiente y el continuado dinamismo del mercado laboral son soportes clave de la economía española.

El sistema financiero español, eficiente y solvente, es una fortaleza clave ante turbulencias de origen financiero

La incertidumbre financiera actual coloca a los sistemas bancarios internacionales en una situación vulnerable. Sin embargo, el sistema financiero español presenta una fortaleza relativa frente a sus homólogos en otros países que es importante destacar. En primer lugar, cabe decir que el sistema financiero español es el más eficiente de Europa. Si tomamos la medida estándar de eficiencia, el cociente entre los gastos de explotación y el margen ordinario, el sistema financiero español muestra una ratio de 48%, frente al 60% de la Unión Europea.

En segundo lugar, es notoria la diversificación del sistema bancario. La banca española responde al modelo de Banca Universal, ofreciendo una amplia gama de productos y servicios tanto a las empresas como a las familias.

En tercer lugar, la banca española tiene una situación solvente, pues ha sabido compensar el fuerte aumento de sus activos con el mantenimiento de un capital adecuado. Además, la política del Banco de España en cuanto a la solvencia ha sido especialmente rigurosa. Así, la situación de provisiones de la banca es muy sólida en España, dado que las provisiones existentes equivalieron a un 273% de los activos morosos en 2006. (Acojonante).

El empleo como soporte. La economía española seguirá creando empleo, permitiendo que los hogares sigan incrementando su renta y haciendo frente a sus obligaciones financieras.

En España se seguirá generando empleo, dado que la desaceleración prevista es moderada en perspectiva histórica y existe movilidad intersectorial de los trabajadores. Además, las mejoras de las características individuales de los ocupados también reducen la probabilidad de perder el empleo.

Los ocupados no transitan necesariamente de la ocupación en una actividad y puesto concreto hasta el desempleo. Existe una elevada movilidad intersectorial.

El aumento del nivel educativo y la estabilidad de las tasas de temporalidad también ayudan a reducir la probabilidad de entrada al desempleo.

La intuición nos dicta que los empleados con mayor nivel educativo tienen una menor probabilidad de transitar al desempleo. Para confirmar esta hipótesis estimamos un modelo de elección discreta que nos permita conocer los determinantes de la probabilidad de transición condicionada a las características socioeconómicas del individuo (sexo, edad, estado civil, nivel educativo, etc.), del empleo (tipo de contrato, sector de actividad, ocupación, etc.) y del ciclo económico. Los resultados confirman la intuición: la educación tiene un efecto positivo y creciente sobre la probabilidad de continuar ocupado. Así, los ocupados sin estudios tienen casi el doble de probabilidad de transitar al desempleo que los que tienen estudios universitarios (4.2% frente 2,2%), mientras que para los ocupados con estudios primarios o secundarios, la probabilidad predicha es de 3,2% y 2,7%, respectivamente. Ya hemos visto lo que ha pasado realmente. Con educación universitaria o sin ella. Unos no han podido acceder al mercado de trabajo o simplemente han sido despedidos y han tenido que emigrar y otros han pasado directamente a engrosar las filas del desempleo.

Contraten a Sandro Rey que les irá mejor en lugar de amenazar con echar a los empleados y empleadas o con amenazas de cierre de oficinas de la red comercial.

Enlace permanente a este artículo: http://fesibac.org/2016/05/14/los-grandes-agoreros-bbva-research-los-mismos-anticiparon-la-crisis-se-incorporan-la-campana-electoral-dan-consejos-incrmentar-la-eficiencia-la-equidad-del-mercado-laboral/