«

»

Imprimir esta Entrada

Bankia contrata a Oliver Wyman para concretar el ajuste de plantilla de BMN

Confía en lograr unas sinergias de 155 millones dentro de tres años

Bankia se ha puesto manos a la obra para conseguir los ahorros de costes fijados en el plan de absorción de BMN, operación que fue aprobada por las juntas de accionistas la semana pasada. La entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri ha contratado a la consultora Oliver Wyman para que analice las duplicidades, principalmente en servicios centrales, área donde se espera una amplia reestructuración.

El nuevo grupo pretende lograr en el tercer año unas sinergias de costes de 155 millones, por lo que es imprescindible llevar a cabo un ajuste de personal. En los servicios centrales de BMN trabajan algo más de 600 personas, el 15% de su plantilla. En los de Bankia, unos 1.800, por lo que tras la integración rondarían los 2.500.

En junio, momento en que se anunciaron los detalles de la operación, el director financiero de Bankia, Leopoldo Alvear, ya explicó a los analistas que la suma de los servicios centrales de ambas entidades “no son necesarios para operar”, dando a entender que este departamento sería el gran afectado, ya que en la red comercial existen pocas duplicidades de oficinas.

El informe de Oliver Wyman, que estará listo a final de año, no solo servirá de base para determinar el volumen de trabajadores que se tendrán que acoger a las medidas de ajuste de plantilla, sino dará una visión de las labores que realiza cada uno de los trabajadores y la posibilidad de ser recolocados. Aun así, no se descarta que el inicio de la reestructuración se produzca antes de que se haga efectiva la integración, en diciembre. Será, por tanto, una herramienta para confeccionar la estructura de la nueva Bankia.

Además, con el fin de que la salida de personal prime la meritocracia, como señaló en la junta Goirigolzarri, la cúpula de la entidad va a realizar entrevistas con 1.700 altos cargos de BMN. Por este proceso de análisis, que ya ha dado comienzo, pasarán desde jefes de áreas hasta directores de oficinas. Quedarán al margen los trabajadores de las sucursales del conglomerado formado por las antiguas Caja Murcia, Caja Granada y Caja de Baleares (Sa Nostra).

Los recortes, según algunas fuentes conocedoras de la situación, afectarán también a la red comercial de BMN. A pesar de las limitadas duplicidades, la entidad absorbida tiene demasiadas sucursales en términos proporcionales al negocio, en comparación con Bankia, en sus zonas de origen, lo que provocará la reestructuración del número de empleados que trabajan en ellas.

Algunas fuentes sostienen que para equiparar los ratios del banco adquirido a los estándares del adquiriente se tendrían que clausurar en torno a 200 sucursales de las 660, es decir, el 30%.

Con el recorte de oficinas y plantilla, Bankia espera obtener unos 100 millones en ahorros operativos, de los 155 millones que pretende lograr dentro de tres ejercicios. A este fin destinará la mayor parte de los costes de reestructuración, que ascienden a 334 millones. El grupo contará, en su inicio, con unos 18.000 empleados y 2.500 oficinas.

La entidad es consciente de que las sinergias son fundamentales para cosechar los objetivos, ya que la capacidad de BMN para aumentar sus ingresos es limitada. De hecho, el beneficio antes de provisiones del grupo levantino será inferior al de 2016, como consecuencia del impacto de los tipos bajos y la eliminación de las cláusulas suelo.

Con estas estimaciones, la rentabilidad sobre recursos propios tangibles (Rote) apenas alcanzará el 6,5% en 2020, muy por debajo del 10% que exige el mercado y que tiene Bankia ahora.

El banco que preside José Ignacio Goirigolzarri, aun así, confía en que su Rote mejore en 120 puntos básicos gracias a la aportación de BMN en 2020.

El Economista

Enlace permanente a este artículo: http://fesibac.org/2017/09/21/bankia-contrata-oliver-wyman-concretar-ajuste-plantilla-bmn/