«

»

Imprimir esta Entrada

Nuevo ERE en Banco Santander – Comienza el baile de cifras

La dirección de Recursos Humanos ha transmitido a la Representación Sindical el perímetro de afectación de su plan de reestructuración de los servicios centrales de Banco Santander y Banco Popular.

En la reunión mantenida esta mañana, la dirección del Banco Santander ha avanzado las cifras del personal potencialmente afectado por la pretendida reestructuración, que no integración, de los servicios centrales de ambos bancos. Unas cifras obviamente infladas interesadamente que, han de ser tomadas por tanto con cierta precaución ya que, serán reducidas en el “supuesto” proceso negociador que, en breves días se empezará a llevar a cabo.

La intención del Banco es reducir la plantilla por dos métodos preferentes: movilidad interna (externalizaciones) y bajas incentivadas (despidos).

La movilidad interna afectaría inicialmente a 575 personas que prestan sus servicios en unidades especializadas (Back-Office y Tecnología) de los SS.CC. de Banco Popular, las cuales pasarían mediante una sucesión de empresa (art.44 ET) a empresas de servicios del Grupo Santander(Santander Operaciones y Santander Tecnología).

Los despidos afectarían inicialmente a otras 1.585 personas adicionales, sin definición, a fecha de hoy, de su empresa de origen.

Sobre “los paquetes indemnizatorios”, el Banco no ha avanzado su “oferta”. Si bien ha dejado abierta la posibilidad de que, algunos pocos de ellos (+58 años) se pudieran acometer usando fórmulas de despido que simulan, sin serlo, prejubilaciones.

Desde C G T hemos manifestado nuevamente que, la generación de valor añadido para el accionista, promulgada por el Consejero Delegado como justificación de la reestructuración, no puede ser sinónima de constante y permanente destrucción de empleo. Por ese camino desde luego nos van a encontrar siempre enfrente, y no al lado, como a otras representaciones sindicales.

Preocupación especial nos causa el trasvase de personal a empresas no bancarias del Grupo. Empresas, no olvidemos de servicios, cuya fundamental razón de ser, es el abaratamiento de costes y que van a tener que soportar en sus balances, una importante carga salarial que, quizás no las haga viables a corto plazo, con lo que ello conlleva.

Empresas de servicios con miles de personas que no tienen representación sindical por lo que hemos invitado a los sindicatos mayoritarios a que promuevan, de forma inmediata, elecciones sindicales en las mismas que, garanticen a sus plantillas la representación que se merecen.

Desde C G T afirmamos que la Red de Oficinas tiene carencias importantes de plantilla. Un déficit que redunda en una deficiente atención al cliente. Es por ello que, exigimos a la Empresa que lejos de despedir plantilla, optimice esos supuestos excedentes y deje de utilizar contratos de puesta a disposición y becarios para suplir evidentes carencias de personal.

En el último de los casos, la pretendida reducción de plantilla debe ser acometida totalmente vía prejubilaciones voluntarias a cargo de la cuenta de resultados. No es socialmente responsable que, una empresa con miles de millones de beneficios, repercuta al Estado parte importante de los costes de su reestructuración. Un Estado que, por otro lado, no debiera permitir tal latrocinio.

Enlace permanente a este artículo: http://fesibac.org/2017/11/09/nuevo-ere-banco-santander-comienza-baile-cifras/