«

»

Imprimir esta Entrada

¿Se pone en riesgo nuestra salud debido a tanto wifi y antenas de telefonía?

De un tiempo a esta parte, hemos estado observando un montón de redes WIFI a las que estamos siendo sometidos los trabajadores que estamos en el edificio de Anabel Segura. Solamente activando el wifi podemos comprobar que detectamos 5 corporativas.

Por si fuera poco, tenemos en este edificio varias antenas de telefonía, que no sabemos cuándo se pusieron, ya que no se comunicó a ninguna sección sindical en su día. La empresa se comprometió a quitarlas a finales de año. Podéis comprobar estas en el siguiente enlace.

¿Es necesario que haya tantas redes WIFI? ¿Es necesario que estemos radiados con estas microondas que no percibimos? ¿Podemos estar enfermando sin que lo sepamos?

Estos son algunos de los efectos que se han observado al utilizar estas microondas del WIFI:

  • Electrosensibilidad (La OMS lo reconoce oficialmente como una “enfermedad real y a veces incapacitante desde 2005”). Países como Suecia lo reconocen como una discapacidad.
  • Cáncer, leucemia y tumores cerebrales (La OMS, a través de la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC), clasificó en mayo de 2011 los campos electromagnéticos generados por móviles y wifis en la categoría «2B», es decir, posibles cancerígenos. Advierten del «posible» riesgo de cáncer cerebral en quienes están expuestos a radiaciones electromagnéticas provenientes de estas tecnologías.
  • Daña el ADN, el corazón y disminuye eficacia del sistema inmunológico.
  • Contribuye a los dolores de cabeza, mareos, náuseas, debilidad y problemas de concentración.

No se trata de e ir contra la tecnología. Como ejemplo, en algunos países está prohibiéndose el wifi en las escuelas. ¿Por qué no hacerlo en los centros de trabajo o reducir su presencia?

¿Qué medidas ha tomado esta empresa? En Mayo del 2017 hizo una evaluación de las exposición a campos electromagnéticos, y los resultados es que cumple con la legislación española (RD 299/2016) que se basa en la directiva UE(2013/35), pero que ya en esta , en el art. 4, reconoce no abordar los posibles efectos a largo plazo sobre la salud.

No creemos que sea suficiente con la medida a corto plazo, hay que apoyar todo aquello que aumente la seguridad, planteando la necesaria prevención y poner las medidas oportunas, bajo el amparo de unas normativas coherentes con la magnitud del problema al que nos enfrentamos a largo plazo y que reconocen otros científicos.

Es el problema de los daños acumulativos el que no se aborda en las legislaciones ¿Será por eso por lo que no hay ninguna aseguradora que asegure los daños electromagnéticos? ¿Será que se legisla para los lobbies de las eléctricas y las telecomunicaciones?

Lamentamos que no se aplique el Principio de Precaución (Este permite una respuesta rápida ante un posible peligro para la salud humana, sin esperar a disponer de todos los datos).

Esto no se va a solucionar mirando a otro lado, mientras nos vamos enfermando, sabemos que esto no es sólo un problema de Capgemini, sino de todas las empresas en general, pero por algún lado habrá que empezar a tomar medidas, por eso hemos trasmitido nuestra preocupación por este tema a la empresa.

Enlace permanente a este artículo: http://fesibac.org/2017/11/22/se-pone-riesgo-nuestra-salud-debido-tanto-wifi-antenas-telefonia/