«

»

Imprimir esta Entrada

Riesgos Psicosociales… Tarjeta roja para BBVA

Hace poco más de un año que en la circular “Nuestros Riesgos Psicosociales”, anunciábamos el inicio de una acción contra el sistema utilizado por el Banco para la detección de tales riesgos. Señalábamos al sesgo del cuestionario del “BBVA-Psico” como causa de la incapacidad de la metodología para detectar un solo problema en las más de 700 oficinas que el Banco evalúa cada año. Como consecuencia de la reiterada negativa del Banco a adoptar un sistema homologado, comunicábamos nuestra intención de acudir al máximo número de oficinas al alcance de nuestros medios, de entre las evaluadas recientemente, solicitando de nuestros compañeros que, de forma voluntaria y anónima rellenasen el cuestionario que el INSHT del Ministerio de Trabajo pone a disposición de empresas y trabajadores.

La circular desencadenó reacciones por parte del Banco, primero parando el correo masivo e invitándonos a reconsiderar su difusión. Después y ante nuestra negativa, recibimos una carta de la Dirección de RR.LL. en clara invitación a abandonar la acción, tildándonos de poco rigurosos y sin formación específica.

Tuvimos claro que no podíamos renunciar a realizar nuestra función, máxime cuando estamos participando del sufrimiento en las oficinas con consecuencias sobre la salud de las/os compañeras/os y de las que el Banco tiene evidencias, no solo en el área médica. Cualquiera que sea el aprecio que éste tiene por su plantilla no puede dejar de interrogarse sobre las causas de, por ejemplo, tanta solicitud de excedencia, en ocasiones sin destino claro o inmediato para quien coge la puerta ansiosa/o por respirar.

CGT ya llevó a los tribunales a BBVA por no evaluar riesgos psicosociales, causa en la que incluso se personó el Gobierno Vasco y por la que el Banco fue condenado y sancionado con una cuantiosa multa.

Solo celebramos la sanción, independientemente de la repercusión económica, en la parte que pueda contribuir a preservar un bien de valor incalculable como es la salud mental y la estabilidad emocional de la plantilla, que es lo que a nosotros realmente nos importa y ojalá no tuviéramos que recurrir a las autoridades en ocasiones por realidades no solucionadas desde las Direcciones de las distintas empresas. Por ello, y en paralelo a las acciones legales acometidas o que próximamente podamos plantear, queremos dar a conocer los resultados de la laboriosa acción llevada a cabo.

Anticipamos que, aunque son claros y rotundos, no van a sorprender, ni a nuestra intuición ni a la certeza que debe de poseer el Banco, dada su decidida actitud en abortar la iniciativa.

RESULTADOS

En los primeros diez meses de 2018, el Banco ha evaluado más de 500 oficinas, sin encontrar anomalía psicosocial alguna.

CGT, aplicando la metodología F-Psico del INSHT después de haber recogido cerca de 200 cuestionarios correspondientes a casi 100 oficinas (un muestreo más que notable) ha hallado anomalías en todas las encuestadas.

Para no desvirtuar el necesario contraste con los nulos resultados recogidos por el Banco, hemos acudido a las oficinas que estuvieran al alcance de nuestros medios y que hubieran sido recientemente evaluadas. Replicando así muestra, tiempo y entorno. Además, en la misma línea, hemos incorporado las respuestas de los cuestionarios al sistema de evaluación de la WEB del INSHT agrupados por oficina (en la mayoría de territorios), que es la forma de integración que utiliza el Banco.

Asimismo y para observar la incidencia sobre los resultados para muestras más amplias hemos introducido cuestionarios agrupados por ciudad (Barcelona y Zaragoza), habiendo obtenido similares outputs.

Se observa una tendencia más allá de los problemas particulares de algunas oficinas, con concentración alrededor dos factores de riesgo:

  • Participación / supervisión. Relacionado con el claro desequilibrio en los flujos de información descendente-ascendente y su influencia, por una parte sobre la toma de decisiones en el Banco y por otra sobre el modelo de gestión de los recursos humanos.
  • Autonomía. En sus dos vertientes, la temporal y la decisional ¿Podemos dedicar nuestro tiempo a lo que consideramos productivo y necesario para el correcto desempeño de nuestra labor? ¿Tenemos el poder de decidir sobre aspectos clave de nuestro trabajo?

Lo que denota problemas, en esos aspectos, a nivel de la organización en general.

Pero no nos queremos extender en el análisis porque deseamos que sea el propio trabajador interesado el que lo efectúe. Para ello, próximamente difundiremos los resultados del detalle por oficina o ciudad, en los que cualquier compañero podrá ver los referidos a las oficinas de su ámbito (territorial) sin la capacidad de reconocer a qué oficinas corresponden. Solo las oficinas evaluadas, a cuyos compañeros aprovechamos para agradecerles su colaboración, podrán identificar sus evaluaciones mediante la clave que les vamos a proporcionar.

Asimismo adjuntaremos pdf transcrito de la interpretación que ofrece el INSHT a cada una de las anomalías, para que seáis las/os propias/os compañeros los que conozcáis tanto los resultados de vuestra oficina como los de las de su ámbito territorial.

En aras de la confidencialidad hemos omitido los valores numéricos en los resultados del Banco y los hemos sustituido por una gráfica de barras, asimismo distorsionada, aunque conservando los valores significativos.

Por último animar a los compañeros de CC.OO. y CIG a sumarse en el empeño. Aunque al final declinasen nuestra invitación a formar parte de la iniciativa, mostraron siempre su interés y comprensión. Saben que CGT en solitario o en compañía va a seguir en pos de disipar amenazas contra la salud de nuestros representados.

Enlace permanente a este artículo: http://fesibac.org/2019/01/28/riesgos-psicosociales-tarjeta-roja-para-bbva/