«

»

Imprimir esta Entrada

Banco de Sabadell se lleva lo mejor de sus empleados y empleadas: acoso, ansiedad, infartos, ictus, expedientes sancionadores por incumplimiento de la normativa de prevención

Todos y todas habréis podido ver el buen rollo de las campañas de publicidad de Banco de Sabadell. Pura fachada. No hace falta más que acercarse a una sucursal bancaria de este Banco para observar la caída en la calidad del servicio, el estado de nervios y ansiedad que se respira en muchas de sus oficinas y el aumento escandaloso de casos producidos por el estrés entre sus empleados y empleadas. Al mismo tiempo el Banco se jacta de colaborar con numerosas entidades, tanto públicas como privadas, dedicadas a realizar labores de Prevención de Riesgos Laborales, así como entidades o asociaciones de diverso índole relacionadas con la salud.

Pues bien, como hemos dicho, todo es pura fachada. Mientras tanto la red comercial adolece de los recursos necesarios para realizar su labor de forma eficaz y productiva. Las interminables colas en las sucursales bancarias, las constantes prolongaciones de jornada, la inexistencia de un Registro de la Jornada Laboral y las medidas regresivas en materia de Prevención de Riesgos Laborales ha llevado al Banco a enfrentarse a diversas demandas interpuestas por este Sindicato ante las autoridades laborales y  judiciales. Infracción tras infracción el Banco sigue su marcha triunfal en la escalada de beneficios a costa de la salud de sus empleados y empleadas. En ningún momento se ve interrumpida en su camino al tener el Departamento de RRHH los cuchillos bien afilados para que nadie ni nada se interponga en su camino. El régimen de sanciones, la inacción de los Sindicatos mayoritarios (más preocupados en vender un Convenio Colectivo que no avanza en materias claves como la Salud Laboral, la conciliación de la vida laboral y que introduce una nueva categoría profesional precaria para las nuevas contrataciones) ayudan a que el objetivo del Banco sea una carrera sin obstáculos hacia la meta programada.

Algunos de nosotros somos testigos de llegadas de ambulancias, de ataques de ansiedad durante la jornada, de llevar a compañeros al Centro de Salud al sentirse indispuestos. Esto tiene que parar y desde la CGT emprenderemos todas las medidas que sean necesarias para llevar ante las autoridades laborales y judiciales todas aquellas situaciones que supongan un riesgo para la salud de los empleados y empleadas del Banco de Sabadell. Sólo tiene que ponerte en contacto con nosotros contándonos vuestros casos pinchando el enlace de contacto o enviando un correo electrónico a: bancamalaga@cgtandalucia.org

Por último, denunciar el ninguneo al que se ven sometidos los representantes de los trabajadores de CGT. El ninguneo y la desidia hacia nosotros es constante. Una de las situaciones a las que nos enfrentamos es  no poder realizar adecuadamente el derecho que la ley nos otorga al ejercicio de representación de la plantilla. Como dice el Artículo 58 del nuevo Convenio de Banca, el ejercicio de la actividad sindical debe ser compatible con la de la actividad laboral encomendada. A los delegados de CGT se les niega este derecho. Pero se le niega también a la plantilla que tiene que sufrir las ausencias del delegado sindical. Si ya es difícil la precariedad que se sufre en la red comercial, añadamos las ausencias de la propia plantilla por enfermedad o baja, vacaciones, etc. No se sustituyen y cuando Banco de Sabadell tiene la obligación de hacerlo tiene la solución mágica: homologa la oficina al número que le conviene y santas pascuas.

Por desgracia, la representación mayoritaria del Sector está más preocupada en el punto 2 y 3 del Artículo 58 (retribución variable para representación de los trabajadores o Estatuto del delegado y que explica todas las cesiones dadas a la patronal bancaria) que la CGT por Acuerdos de nuestra Federación sectorial tiene terminantemente prohibidos.

Enlace permanente a este artículo: http://fesibac.org/2016/05/07/banco-sabadell-se-lleva-lo-mejor-empleados-empleadas-acoso-ansiedad-infartos-ictus-expedientes-sancionadores-incumplimiento-la-normativa-prevencion/